cerrar

Haciendo un repaso de los 2 años que llevamos viviendo en Kenia, hemos llegado a la conclusión de que viajar en los meses de menor afluencia de turistas es sin duda muy atractivo, y por eso queremos potenciarlo y compartirlo con vosotros, para que aprovechéis la ocasión. 

Sabemos que no todos podéis venir fuera de los periodos típicos de vacaciones como el verano, pero si tenéis la posibilidad merece mucho la pena salirse de estas fechas, ya que vuestro bolsillo lo agradecerá, aparte de otras ventajas. Os dejamos unas cuantas:


1) Los vuelos son bastante más baratos de lo normal, exceptuando el periodo de vacaciones de Navidad, donde el precio se encarece bastante. ¡A veces se encuentran auténticos chollos! Esto es un gran atractivo, porque Kenia esta a 6000 kilómetros de España y evidentemente el precio del billete está justificado por tal distancia. Aun así, venir a Kenia por libre no es tan caro como la mayoría se piensa, en este post lo demostramos.

2) Los hoteles son más baratos y también hay más disponibilidad y esto es muy útil en parques como Masai Mara, donde una buena ubicación del hotel (dentro del parque) da un punto extra al viaje. En temporada alta (julio y agosto) es muy complicado coger los mejores hoteles porque literalmente no quedan habitaciones, y si quedan, los precios son prohibitivos.

Carlos de vuelta al hotel en el Masai Mara

3) Hay en general menos gente, lo cual se agradece en los parques y playas. Este punto a mí me parece interesante, ya que personalmente no me gustan las aglomeraciones. De todos modos, si solo puedes viajar en temporada alta no te preocupes, incluso en estos meses no tienes la sensación de que los parques estén muy llenos.

4) Por el clima, especialmente durante el invierno de España, cuando en Kenia hace calor y buen tiempo.

Los mejores meses para venir en temporada baja son octubre, principios de diciembre, enero, febrero y marzo, que gozan de sol y buenas temperaturas

Noviembre, abril y mayo son meses lluviosos, aunque no es impedimento para venir, pues en Kenia nunca se pasa el día lloviendo las 24 horas. Por este motivo, las vacaciones de Semana Santa también pueden ser interesantes para hacer ese safari que has soñado toda tu vida.

Para tener información detallada sobre el clima podéis leer este post

5) Por último, dar “envidia” a tus amigos o compañeros de trabajo al estar de safari o tirado en una playa paradisíaca mientras ellos están en sus trabajos y pasando frío… ¡no tiene precio! Alguno que otro te odiará, así que te tocará llevar algún regalo en forma de souvenir, que en Kenia abundan.

Durante las siguientes semanas lanzaremos una serie de razones y consejos a través de Facebook y en Instagram stories para animaros a que vengáis en estos meses de temporada baja. ¡Ve preparando la maleta! y no te olvides de seguirnos en redes sociales para estar al tanto de todo 🙂

Etiquetas: baratoinviernoKeniaSafaritemporada bajaventajasviajar
Juan Carlos Ceballos

El autor Juan Carlos Ceballos

Buscador de experiencias auténticas, nuevas culturas y gentes. Óptico-optometrista ejerciendo en Kenia, y sevillano. Aficionado a la fotografía con la que intento mostrar mi visión del mundo.

¿Cual es tu opinión?